Transformar el tercer sector tras la pandemia

Transformar el tercer sector tras la pandemia

El Programa Esade-PwC de Liderazgo Social ha publicado un informe que agrupa los contenidos, ideas y reflexiones centradas en la temática de la pandemia que estamos viviendo y su impacto a nivel global, especialmente a nivel del Tercer Sector: cómo se ha respondido y actuado, así como el impacto previsto a corto y medio plazo, y reflexiones sobre el futuro que se prevé para el sector.

La pandemia ha golpeado fuerte todos los ámbitos, pero al tercer sector le ha afectado de maneraespecial y negativa. A partir de las distintas sesiones realizadas entre los meses de abril y mayo en el marco del Programa Esade-PwC de Liderazgo Social, se ha publicado un informe con parte de los resultados de estas sesiones. Por un lado, el mapa de la situación, identificación de los grandes temas y tendencias, así como los temas clave para tener en cuenta. Por el otro, una recopilación de algunas de las observaciones de los responsables de las propias entidades, retos compartidos, acciones desarrolladas, etc. con la voluntad de poder compartir estas reflexiones con el resto de sector.

Dentro de los principales efectos que ha tenido esta crisis sin precedentes en el Tercer Sector, se destaca:

  • Todas las organizaciones del Tercer Sector están afectadas: Algunas en la punta de lanza de la respuesta sanitaria y social. Otras han visto modificadas sus operaciones regulares
  • Todas con ajustes por las consecuencias económicas y sociales de la crisis.
  • Habrá un impacto en sus ingresos, en algunos casos la respuesta (inmediata y a medio plazo) a la emergencia ha supuesto o implicará un incremento de fondos dirigidos. Pero para muchas entidades la repercusión con reducción de fuentes de financiación habituales à asegurar la supervivencia y controlar los impactos.
  • La realidad puede requerir reinventarse o incorporar cambios disruptivos.
  • El sector deberá avanzar (y ya ha empezado a hacerlo) en su adecuación a una sociedad más digital e innovadora.
  • La solidaridad es uno de los grandes activos, aprovechar para transformar las estructuras de protección social. Momento para incidencia pública: defender y asegurar derechos básicos, que no se dejen de lado determinados colectivos.Ante esta compleja situación que afronta el sector, se destaca que los principales desafíos son el feminismo, el activismo de la sociedad civil, la crisis y sus desigualdades extremas, la problemática de las migraciones y el populismo.

    En este marco, las organizaciones tienen mucho que aportar. Esta situación supone retos, pero también una oportunidad para reorientar la actividad que hacen las organizaciones del tercer sector y para mejorar la colaboración. Asimismo, la acción y respuesta inmediata a la emergencia debe compatibilizarse con el buscar espacios para reflexionar y compartir, pensar en las previsiones a medio plazo. Es muy importante la planificación y la priorización. Por otro lado, se destaca que se requiere un equilibrio muy complicado: las necesidades sociales van a crecer, pero al mismo tiempo la sostenibilidad económica de las entidades va a ser difícil.  Hay personas excluidas ya previamente en los sistemas de protección, que ahora han recibido mayor impacto y no están siendo considerados en la mayoría de las medidas (actuales y futuras): economía sumergida, personas en situación administrativa irregular, asentamientos chabolistas, etc. El rol de las organizaciones es asegurar que se tengan presentes. Uno de los aprendizajes que se destaca radica en que la crisis es global, y que las respuestas han de serlo también. Es por esto que no es el momento de cambiar la estrategia a largo plazo, sino hacer revisiones a corto plazo y constantes.

    Finalmente, como algunas de las perspectivas para el futuro del sector se destacan las siguientes:

    • Reforzar la innovación: Es necesario asumir riesgos y apostar por innovar como algo más orgánico. Cambiar el mindset interno, y no hacerlo solos, en red.
    • Todo va a cambiar: Toca hacer este análisis y reflexión sobre qué significa este cambio de paradigma, poner esas luces largas y no quedarse en cómo impacta de inmediato. La sociedad puede pedir cosas distintas y las organizaciones deberán responder de manera distinta.
    • Habrá que repensar, replantear, revisar la misión. Adaptarla a la situación postCOVID. No es necesario cambiarla radicalmente, evitar que la emergencia oculta realidades, pero sí alinearla a este contexto.

También puede interesarte:

Startups que ayudan en dia a dia a las personas con discapacidad

Nos hacemos eco de la noticia publicada por el portal accesibilitas. La startup murciana de ‘Bemyvega’, junto con ‘Park4dis’ y ...
Leer Más

Mostrador de atención al público

Hace unos meses tomé esta foto que me llamó mucho la atención. Es el mostrador de atención al público para ...
Leer Más

¿Estamos preparados en casa para una evacuación de emergencia?

Circular por el espacio y poder  entrar con condiciones de accesibilidad en los edificios es importante, pero también lo es ...
Leer Más

El CERMI presenta una guía de apoyo al empleo público para personas con discapacidad.

La asesoría jurídica del CERMI (Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad) ha redactado y publicado la guía titulada ...
Leer Más

¿Y si planeamos envejecer juntos? Coviviendas

¿Y si planeamos envejecer juntos? Los de la asociación,  voluntarios, el grupo de amigos, conocidos, los del gimnasio.... Es el ...
Leer Más

Fundación ONCE e ILUNION lanzan una encuesta sobre Accesibilidad y TIC en el ámbito sanitario.

Queremos contribuir a la difusión de la encuesta de: Fundación ONCE e ILUNION . Dicha encuesta estará disponible hasta el ...
Leer Más
Cerrar menú