8 Dianas para padres-madres

8 Dianas para padres-madres

Activos y Felices pone en marcha el equipo de profesionales voluntarios que dan forma al programa «transformando la educación». A partir de este momento, nos dejarán consejos como estos con el fin de dar a conocer el mensaje «otra escuela es posible».

1. Ama a tu niño. Para que tu hijo/a tenga éxito necesita ser valorado. Tus caricias, tus sonrisas y tus abrazos le comunican amor. Préstale atención plena, especialmente al final del día, eso le demuestra que le quieres.
2. Fíjate siempre en lo bueno de tu hijo/a y haz comentarios concretos sobre lo que hace bien. Tú tienes que creer en sus valores para que él/ella pueda creer en sí mismo/a. Si quieres que tu hijo/a tenga confianza en sí mismo/a y esté motivado/a, observa sus conductas positivas y coméntalas.
3. Escúchale sin juzgarle cuando hable de sus pensamientos y sentimientos. Si tú no le escuchas, seguramente buscará tu atención portándose mal.
4. Ríete con tu hijo/a, nunca de él/ella. Demuestra sentido del humor mientras te enfrentas a las dificultades de la vida. Reír y jugar juntos.
5. Trabaja con interés y con orgullo, así tu hijo/a querrá trabajar bien, perseverar y hacer lo mejor posible.
6. Busca y aprende nueva información. Está bien decirle: “no lo sé”, y entonces añade que entre los dos lo vais a encontrar para saberlo. Dedica tiempo a leer y así le inspiras el deseo de aprender.
7. Deja de lado la televisión y otros instrumentos tecnológicos. Muchos programas y juegos en esos aparatos quitan sensibilidad contra la violencia y les infunden miedos y agresión. El ordenador debe estar en un lugar común de la casa, nunca en la habitación del niño/a.
8. Vive y disfruta de la vida plenamente. Disfruta de las cosas pequeñas y sencillas como un helado, un día de sol o el entusiasmo de tu hijo/a. Leer, bailar, cantar, pasear, jugar, preparar comidas especiales, mirar fotos, compartir sueños y disfrutar juntos/as.
Recuerda: Lo más seguro es que tu hijo/a adopte las actitudes y los hábitos que tú muestras diariamente.

(Este escrito está tomado de la web www.kellybear.com que lo publica con permiso de la autora Leah Davies)